Si una empresa comete infracciones tributarias, el administrador puede llegar a ser responsable de la deuda tributaria que se derive de ellas.

Si el administrador ha articipado de forma activa en la infracción, será responsable solidario. Si ha actuado de forma negligente, su responsabilidad será subsidiaria. Y si ha interpretado la norma de forma razonable, no habrá responsabilidad.

Carretero Izquierdo

Gestoría en Soria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR